Así es cómo la Inteligencia Artificial ayuda a resolver el principal problema en campo que afrontan las empresas

Así es cómo la Inteligencia Artificial ayuda a resolver el principal problema en campo que afrontan las empresas

La gestión de operaciones en campo obtiene, en la actualidad, su óptima eficiencia gracias a la tecnologías digitales equipadas con Inteligencia Artificial. Los desafíos del pasado, fruto de las dificultades operativas ligadas a las distancias del despliegue en campo, al enrutamiento de operarios, al agendamiento y procesamiento de órdenes de trabajo o a la asignación de recursos en campo, hoy pueden quedar en el pasado y lograr plena eficacia operativa fruto de la correcta sistematización y, en muchos casos, automatización

Para aquellos procesos que podemos automatizar, la Inteligencia Artificial genera un diferencial sustantivo.

Cuando se trata de manejar volúmenes enormes de datos, tanto nuevos datos actualizados en tiempo real como volúmenes históricos de datos que permiten predecir tendencias, la Inteligencia Artificial posibilita un campo de acción a una escala y con un nivel de eficiencia que, de otra forma, no sería posible

Por lo tanto, los desafíos ligados a la escala de nuestras operaciones y al volumen de datos derivados de ellas, ya no son tales para un software digital equipado con Inteligencia Artificial como el de GoDoWorks. Esto facilita la coordinación y la supervisión operativa. 

La capacidad para reportar datos recibe mejoras por parte de la IA. El monitoreo de indicadores de performance (KPIs) puede ser ordenado de acuerdo a factores de relevancia; se genera así un señalamiento o un flujo de notificaciones que, en la amplitud de la información relevada, permite mejores decisiones de supervisión o gerenciales. Esto da, a unos, una comprensión actualizada de los desafíos cotidianos de la operación de campo y, a otros, un conocimiento más amplio y profundo de la demanda del mercado.

Cómo la inteligencia artificial aporta valor a la gestión de técnicos en campo

La inteligencia artificial da facilidades a todos los actores del proceso operativo en campo. Del lado de los técnicos, la IA puede facilitarles la toma de decisiones de rutas. Al delegar el ruteo óptimo a una inteligencia que obtiene información actualizada sobre tránsito y que encuentra, de forma dinámica, qué ruta es mejor para el momento actual, ahorramos tiempo y trabajo operativo y agilizamos las operaciones disminuyendo los tiempos de espera y los tiempos ociosos. 

La IA también permite predecir tendencias: ya sea en tendencias de demanda ligadas al mercado como a tendencias en ciertos estados o condiciones del campo en que se mueven los técnicos, de acuerdo a momentos específicos del día, la semana o el año. Por un lado, esta información es utilizada para mejorar el ruteo de los operarios; por otro lado, el señalamiento de picos de demanda en el mercado permite una previsión acorde, tanto en la inmediatez como en un reporte a largo plazo. 

Finalmente, las eventualidades ligadas a la coordinación de servicios en campo y reasignación de recursos pueden ser automatizadas gracias a una IA que obtiene información de diversas fuentes simultáneamente. 

¿Por qué la inteligencia artificial es el diferencial clave?

Un sistema digital permite evitar errores, que suelen ser fruto de las omisiones del factor humano. Estos sistemas, equipados de algoritmos complejos que les dan dinamismo y de la capacidad predictiva derivada de enormes cantidades de información, permiten procesos realmente inteligentes. 

La inteligencia artificial es un diferencial porque permite automatizar procesos: esto ahorra tiempo operativo en todos los niveles y permite utilizar menos recursos para lograr las mismas tareas. Del lado del cliente, la agilización fruto de la IA nos asegura el cumplimiento de los tiempos y de la calidad de servicio que hayamos pactado. 

Deja una respuesta