Cómo mejorar la productividad de colaboradores en campo mediante la gamificación

Cómo mejorar la productividad de colaboradores en campo mediante la gamificación

Jugar se ha convertido en una parte fundamental de nuestra vida cotidiana. Cada vez son más las empresas que incorporan la lógica de juego a sus servicios para ofrecer una forma sencilla, amigable y conocida de mantener a los usuarios conectados y, sobre todo, realizando las acciones necesarias para el negocio.

El ejemplo más cercano hoy en día, son los programas de recompensas incorporados por las tarjetas de crédito, que de acuerdo a pagos en fecha, mayor volumen de compras y otras acciones deseadas, le dan a sus usuarios un determinado beneficio, siempre a largo plazo y basado en pequeñas mini-recompensas. 

Algo que también sabemos con certeza es que trabajamos mejor cuando estamos contentos y nos sentimos a gusto, por lo que cada vez más, las empresas inteligentes investigan cómo aprovechar el aumento de la popularidad de los juegos y los dispositivos inteligentes que las personas usan. ¿Existe una manera de combinar ambas cosas y aplicarlas al trabajo para hacerlo más sencillo y disfrutable? La respuesta es sí, y se llama gamificación.

El término “gamificación” existe hace bastante tiempo, pero en los últimos años ha sido exitosamente adoptado por empresas de variados ámbitos con el objetivo de aumentar la colaboración, compromiso y motivación de sus empleados, además de brindar capacitación y apoyar la gestión de tareas. Y este es quizás el punto clave: mediante este método, todas las tareas que un operario debe hacer son inyectadas con técnicas de gamificación, transformándose en una recompensa para aquellos colaboradores que las realizan en tiempo y con precisión. 

Pero en este punto hay que hacer una aclaración importante: la gamificación no significa convertir algo en un juego, sino implementar mecánicas fundamentales de un juego.

Así, las técnicas de gamificación toman las mecánicas centrales del juego como un desafío cronometrado o un escenario de ritmo del reloj, y las aplican para involucrar y motivar mejor a los usuarios al momento de lograr ciertos objetivos. 

Aplicación de gamificación en empresas de servicios en campo

Para las empresas que brindan servicios en campo y que estén dispuestas a invertir presupuesto y tiempo en la incorporación de estos sistemas, la gamificación proporciona muchos beneficios a largo plazo. 

De hecho, las organizaciones que utilizan gamificación en su gestión de tareas aumentan el compromiso de los colaboradores en un 48% y reducen la rotación en un 36%, de acuerdo a un estudio realizado por Aberdeen Group.

Las estrategias de gamificación suponen una forma de moldear el comportamiento y los hábitos de trabajo de los técnicos de servicio en campo y los trabajadores administrativos. Según el informe de Aberdeen, las empresas de servicios en campo que son las mejores en su clase tienen más del doble de probabilidades de tener una estrategia de gamificación implementada para su equipo de servicios, 32 % sobre el promedio de la industria (14%). 

Por ejemplo, las empresas de las industrias de energías renovables, mantenimiento TI de servidores de telecomunicaciones y aires acondicionados pueden hacer uso de la gamificación en su software de servicios en campo para optimizar los tiempos y premiar a aquellos colaboradores que realicen sus tareas en menor tiempo posible, impactando directamente en la productividad y eficiencia de la compañía a las acciones de los colaboradores. 

A los técnicos que han logrado múltiples tareas por primera vez, la empresa puede darle mayor cantidad de puntos. La acumulación de puntos puede generar mayores recompensas en el futuro, como bonificaciones salariales, calificaciones más altas en una revisión anual u otras recompensas.

Es importante destacar que las técnicas de gamificación no solo ayudan a las empresas de forma interna, sino que suponen soluciones a nivel externo para mantener la satisfacción de los clientes. Así, otra aplicación de gamificación en empresas de servicios en campo se relaciona con servicio al cliente y la posibilidad de que éstos realicen feedback a través de puntuaciones.

Esto permite  que las empresas  identifiquen quién se está desempeñando bien y recompensar a los mejores colaboradores de acuerdo a sus resultados. La clave aquí es asegurarse de que los empleados reciban feedback suficiente e incentivos acordes para participar en el sistema donde se implementa la estrategia y trabajar junto a ellos tanto sus objetivos individuales como los objetivos generales de la empresa.

El desafío en empresas de Geo Gestión

En empresas donde coexiste una función central de back office y un equipo en campo que lleva a cabo las tareas programadas, es muy fácil que se genere división entre ambas partes. Unificar y asegurarse de que todos sigan los mismos procedimientos puede ser mucho más difícil que en otro tipo de negocios donde las funciones y las responsabilidades de los colaboradores no son altamente diversificadas.  

Sin embargo, aprovechar el terreno común puede ser una excelente manera de unir una empresa. Y es justo en este punto en donde se espera que la gamificación destaque. 

Si consideramos algunas de las tareas comunes a realizar diariamente como el registro de hojas de ruta, ingreso de gastos, tareas de registro, hojas de contingencia. Muchas de estas tareas resultan rutinarias y tediosas, pero ¿qué sucedería si se incorpora un elemento competitivo que eleva el aprecio y sentimiento de recompensa al realizar estas tareas?

Los beneficios empresariales de la gamificación

La gamificación tiene como objetivo aplicar las tendencias naturales de motivación, aprendizaje, competencia y logros de las personas en beneficio de su entorno de trabajo y flujo de tareas. La implementación de un sistema de gamificación óptimo saca provecho y de estas tendencias naturales, potenciando a los colaboradores para apuntalar los objetivos comerciales de la empresa. 

Debemos entender que cada ser humano tiene tres requisitos subyacentes que ayudan y afirman su comportamiento: motivaciones, habilidades y desencadenantes. Y aquí viene lo importante: para impulsar cualquier comportamiento, estos tres factores deben coincidir.

Veamos en detalle cómo interactúan uno con otro para lograr el mayor estímulo.

Motivación: el refuerzo positivo del comportamiento (llevado a cabo comúnmente mediante recompensas rápidas) es un agente externo que incrementa la productividad y la concentración en las personas. 

Habilidades: son agentes internos que requieren de la aptitud, tiempo y agudeza mental del usuario para ser desarrollados. En este sentido, si queremos aumentar su capacidad, podemos introducir prácticas reiterativas, el uso de técnicas que mejoren el aprendizaje y la división de las tareas en subtareas más sencillas que previsualiza el progreso de resultados. Así, el usuario irá cumpliendo pequeños objetivos para lograr una meta mayor.

Desencadenantes: se trata de un aviso o notificación que indica al usuario cuando debe llevar a cabo una actividad, en un momento determinado.

El desafío en las empresas está en lograr un diseño eficaz que incorpore este sistema de gamificación con el fin de mantener a los colaboradores comprometidos con los objetivos comerciales. 

¿Cómo conseguirlo? Veamos algunos tips a continuación, enfocándonos en empresas de servicios en campo.

Impacto de la gamificación en la automatización de servicios 

Uno de los desafíos que las empresas de servicios en campo enfrentan a diario es la incorporación de soluciones de software que tienen como objetivo reducir tiempos y costos a través de la automatización de procesos. La inclusión de estos sistemas suele ser complicada, ya que por lo general, el compromiso de los colaboradores está atado a un interés específico. Así, lo que necesitamos es una forma de generar compromiso e interés de una forma que estimule a los colaboradores. Para esto, la gamificación es una herramienta óptima.

Es muy sencillo incorporar elementos de gamificación en el flujo de trabajo para lograr el involucramiento del equipo. Lo importante es incluir como mencionamos anteriormente esos tres aspectos de comportamiento y establecer formas de llevarlo a cabo y medirlo. A continuación vemos cinco acciones que se pueden implementar fácilmente en una estrategia de gamificación.

KPIs para la motivación:

En este punto, es importante marcar indicadores de rendimiento (KPIs) alineados a los objetivos a perseguir. Cada empresa y equipo determinará si se tratan de kpis semanales, mensuales o anuales, lo que importa es que estén claros y marcados desde el inicio, ya que contar con objetivos bien definidos es fundamental para cualquier modificación de comportamiento para conseguir resultados.

A su vez, la creación de un sistema de recompensas es vital. Puntos, insignias o premios personalizados, lo que esto logra es fomentar un ímpetu de continuidad, que lleva a los colaboradores a mantenerse estables en el cumplimiento de sus objetivos. Las recompensas ofician de micro motivadores que tanto a corto como largo plazo consiguen un beneficio tanto para el colaborador como para la empresa.

Tablas de resultados para potenciar habilidades: 

La inclusión de tablas de clasificación resultan claves para un sistema de gamificación, otorgándole a los colaboradores la posibilidad de visualizar su performance en comparación con otros usuarios, brindando una visión de los empleados modelos que representan los objetivos y valores que la empresa representa. Esta es una herramienta muy valiosa para mantener a los colaboradores motivados a mejorar sus habilidades y su rendimiento a lo largo del tiempo.

Puntos de recompensa para la capacitación constante:

Los colaboradores que utilizan un software empresarial tienden solo a enfocarse en las funciones que les resultan más esenciales para su tarea diaria. Esto puede suponer que algunas de las features que son críticas para una buena gestión, se pasan por algo. La inclusión de técnicas de gamificación ayuda a incentivar y persuadir a los colaboradores a mantenerse actualizado y capacitado, ya que esto le ayudará a obtener puntos de recompensa lo que desbloqueará otros beneficios para ellos. 

Notificaciones inteligentes para desencadenar acciones:

El software de gestión debe notificar inteligentemente a los colaboradores sobre cuándo y cómo usarla. En un entorno de automatización en campo, puede ser por ejemplo, cuando el colaborador hace check in en su tarea asignada. La notificación debe recordar al colaborador cuáles son sus metas y el número de actividades que necesita completar para obtener el máximo de puntos asociados a esa tarea.

¿Por qué incluir gamificación en un software de geo-gestión?

Como vimos, utilizar la mecánica del juego a través de técnicas de gamificación nos permite convertir fácilmente tareas mundanas en actividades placenteras y disfrutables. Esto se logra brindando siempre feedback positivo que aumenta los niveles de motivación y potencia las habilidades de los colaboradores.

Pero no debemos olvidar el aspecto de la implementación, que resulta esencial para lograr un sistema de gamificación exitoso. Y una buena implementación conlleva pensar buenos ejercicios que alienten a los colaboradores a emprender el mejor curso de acción, repetir las acciones hasta lograr el objetivo marcado, clasificar y comparar logros con otros y brindar alternativas cotidianas para la mejora de habilidades y performance.

Deja una respuesta