Realizar mantenimiento predictivo es una valiosa inversión, ¿cómo gestionarlo oportunamente?

Realizar mantenimiento predictivo es una valiosa inversión, ¿cómo gestionarlo oportunamente?

Cada vez más empresas comprenden que para optimizar el rendimiento de sus equipos y maquinarias y mejorar su vida útil es preciso realizar operaciones de mantenimiento antes de que ocurran los desgastes producto de su sostenido trabajo. 

Entre el modelo de mantenimiento correctivo y el de mantenimiento predictivo, el primero opera sobre la corrección de las fallas cuando ocurren y el segundo analiza las condiciones de trabajo de los equipos, su desempeño mecánico y operacional, y actúa de forma planificada, de acuerdo al análisis de datos actuales e histórico de cada equipamiento. 

Las ventajas del mantenimiento predictivo son varias: permite evitar la depreciación de los equipos, mejorar su vida útil, permite planificar el mantenimiento de forma de gestionar una rotatividad que garantice la completa disponibilidad de los equipos, y evita desmontajes innecesarios y cortes en el flujo de trabajo debido a fallas imprevistas. 

Evitar las fallas también permite minimizar los daños que el incidente en un equipo puede generar en otro equipamiento, y así operar un mantenimiento específico, ligado al conocimiento del aspecto operativo que está más sujeto a desgaste o donde se localiza la irregularidad de desempeño. Gracias al mantenimiento predictivo, se reemplaza menor cantidad de componentes de un equipamiento y se consigue hacerlo en los momentos de menos demanda. Se logra, de esta forma, no interrumpir el flujo operativo producto del mantenimiento. 

El proceso de análisis y seguimiento de datos a los que son sometidos los equipos en mantenimiento predictivo es más riguroso, por lo que los gestores de mantenimiento se aseguran un mejor conocimiento de su estado y rendimiento, asegurando también los procesos y la calidad operativa. La suma de estos beneficios permite disminuir costos, relacionados entre otros factores al mejoramiento de la vida útil del equipo y a la optimización de los tiempos operativos, y por lo tanto, mejorar la productividad.

¿Cómo invertir en mantenimiento preventivo?

La solución es digitalizar la información proveniente de la maquinaria o equipamiento y utilizar tecnología para relevar y monitorear esta información, y así conocer a ciencia cierta el estado actual del equipo, su desempeño, y predecir sus necesidades de acuerdo a la operativa que llevamos a cabo. 

Las tecnologías de gestión de operaciones en campo, como las que diseñamos en GoDoWorks, se encargan de conectar a los gestores de mantenimiento con el equipo que tienen a cargo, facilitándoles la tarea de recabar información. Esta conexión, móvil, en tiempo real y que opera volúmenes muy grandes de datos (Big Data), opera a medida de las necesidades operativas y, por lo tanto, comprende las labores asociadas al mantenimiento y a las condiciones mecánicas y de rendimiento de cada equipamiento. 

El mantenimiento correctivo operado oportunamente por un software de gestión permite, vía notificaciones, formularios, bases de datos, o monitoreo de datos, que el gestor de mantenimiento esté al tanto de la historia y la necesidad de mantenimiento de cada equipo. El software a cargo de relevar y conocer esta información colabora generando predicciones, por medio de su inteligencia artificial, que completan la labor técnica del gestor de mantenimiento con información valiosa y reportes de datos e indicadores de rendimiento. 

Se consigue trazar las operaciones a las que cada equipo es sometido por los operarios, mejorar la disponibilidad de conocimiento técnico específico para los operarios, y sobre todo generar las notificaciones oportunas que permiten el agendamiento del mantenimiento preventivo y un monitoreo constante, en tiempo real, del desempeño obtenido. 

Este monitoreo detecta rendimientos y comportamientos anómalos en los equipos, lo que garantiza el correcto uso de recursos valiosos como combustible y la seguridad de técnicos, operarios y equipos. A su vez, obtener estos datos permite medir el impacto que el mantenimiento está teniendo en el equipo y en las operaciones, y así mejorar la toma de decisiones en cuanto al propio mantenimiento o a la implementación de otros cambios operativos. 

En resumen, operar mantenimientos agendados a tiempo para evitar desgastes y fallas es una inversión que mejora el funcionamiento del equipamiento y genera situaciones operativas de flexibilidad y coordinación que mejoran la productividad y bajan los costos. Para lograr ser oportunos en esta tarea, es preciso contar con herramientas digitales, como las que diseñamos en GoDoWorks, que no solo enriquecen y ayudan a coordinar la labor de los gestores de mantenimiento sino que se transforman en assets importantes para conocer y mejorar el rendimiento de la operativa que nuestro equipamiento está llevando a cabo. 

Deja una respuesta