Servicios en campo en pandemia: cómo la tecnología ayuda a adaptarse a la nueva normalidad

Servicios en campo en pandemia: cómo la tecnología ayuda a adaptarse a la nueva normalidad

Con la llegada del COVID-19 y la extensión de las medidas de prevención y la inminente “nueva realidad” que se extendió por todo el mundo, las empresas comenzaron a reevaluar rápidamente cómo habilitar el trabajo remoto y repensar sus oficinas, plantas y tiendas para atender las reglas de distanciamiento social y otras precauciones de seguridad. Pero, para los trabajadores de servicios en campo, que no pueden trabajar desde casa, la «oficina» es el mundo exterior, en diferentes lugares a lo largo de cada día.

Estos trabajadores se dedican a tareas como reparaciones, mantenimiento, instalaciones, entregas en sitios en específico, ya sea individualmente o como parte de un equipo. En muchas ocasiones, deben entrar a los hogares de sus clientes, tiendas u oficinas, interactuando con clientes y colegas. Esto en plena pandemia, supone un alto riesgo de contagio y transmisión del virus tanto dentro como fuera de nuestra organización.

Muchas empresas tomaron la decisión de enfocarse en un servicio «sin contacto», implementando nuevos procesos en torno al procesamiento de pagos y la firma de recibos, por ejemplo. Si bien, estos son cambios importantes a realizar a corto plazo para mantenerse rentable, también es importante trazar una estrategia a largo plazo, asentada en las tendencias que ya se venían profundizando incluso pre COVID-19 y que ante esta nueva normalidad serán aún más relevantes. Hablamos de medidas que permitan mejorar el costo y la eficiencia operativa así como potenciar sus recursos humanos. 

El primer abordaje sería pensar qué pasos se pueden agregar al proceso actual de trabajo para proteger a los colaboradores. Pero lo más acertado sería preguntarse qué pasos, procesos y tareas completas pueden eliminarse del flujo, a través de un mejor uso de la tecnología. 

Veamos a continuación tres formas de abordar el flujo de trabajo de manera ágil y eficiente.

1- Minimizar la interacción en campo a través del trabajo remoto

La habilitación digital, a través de dispositivos inteligentes y aplicaciones especialmente diseñadas, supone una solución para utilizar menos trabajadores en campo y minimizar las transferencias. Las aplicaciones se pueden diseñar para aprovechar fácilmente la cámara del teléfono para compartir videos y cargar imágenes, según sus necesidades específicas. Este tipo de soluciones promueven una mejor salud y seguridad durante una pandemia, dado que las personas ya no necesitarían estar cerca unas de otras y se reduciría la exposición a otras personas. Y esto también supone la oportunidad de trazar nuevas estrategias internas para capitalizar las habilidades de los colaboradores. 

2- Reducir horas de trabajo con mayor automatización y supervisión

La inclusión de sistemas de automatización supone una evolución natural en las compañías en el marco de la era digital. En el mundo de las soluciones de software de servicios en campo, el uso de la inteligencia artificial y big data resultan uno de los assets de mayor valor en términos de rentabilidad.  Es que son estas tecnologías las que llevan adelante el cambio del paradigma que colabora con el incremento de la productividad de los colaboradores e impulsa a las empresas a volverse aún más eficientes en su ámbito operativo. 

3- Ajustar procesos específicamente para la pandemia 

En un contexto de crisis, crear nuevas modalidades de trabajo y ajustar los procesos a reglas de precaución y cuidados sanitarios no resultan suficientes. La implementación de procesos y la gestión de tareas es vital. Y para esto, la tecnología es la mejor solución posible, permitiendo organizar tareas y recursos, planificar tiempos y estimar costos.

Algunos ejemplos de esto, suponen la inclusión de códigos de escaneo para registrar los equipamientos utilizados por los colaboradores y realizar un inventario digital en tiempo real desde un sistema centralizado, que luego podrá programar próximas salidas en base a esta información. 

No hay que pensar que para aplicar estas soluciones es requisito invertir mucho dinero en tecnología, ya que con una buena implementación, estas soluciones pueden ofrecerse simplemente desde una app de un dispositivo inteligente. De esta manera, las empresas de servicios en campo podrán gracias a la tecnología, planificar sus jornadas de trabajo con días de antelación e incluso matchear las tareas con aquellos colaboradores que tengan todo lo necesario para cumplirlas en tiempo y forma.

Lo esencial para estar listo ante cualquier eventualidad, es planificar y preparar el negocio de servicio en campo para el futuro, estableciendo una estrategia a largo plazo que permita tomar acciones rápidas cuando sea necesario.  En un contexto de recursos limitados y medidas de reducción de costos, como lo es la “nueva normalidad”, tecnologías como la de GoDoWorks son aliadas estratégicas para mantenerse operativo y brindar el servicio de calidad que los clientes esperan.

Deja una respuesta